Tratamiento Tributario de las Percepciones en las Ventas Internas

0
566
Slider

Las Percepciones, son uno de los llamados Sistemas Administrativos del IGV, que busca asegurar el cumplimiento de las obligaciones tributarias, esto significa que, su creación se fundamenta en la presunción que quien compra, realizará futuras operaciones de ventas, por tal motivo se requiere asegurar que ante estas posibles ventas, se realice el cumplimiento del pago del tributo, es así que, este sistema nace con tres regímenes o aplicaciones distintas: Percepciones a las ventas internas, percepciones a los combustibles y percepciones a las Importación; sin embargo, si tendríamos que conconcluir una primera idea, es que los altos índices de informalidad conllevan al riesgo del incumplimiento de las obligaciones sustanciales.

La creación de las percepciones en general, tuvo un primer revés las con la declaración de inconstitucionalidad a su creación mediante sentencia N° 06089-2006-PA-TC,en mérito al recurso de agravio constitucional interpuesto por Express Cars S.C.R.L. contra la sentencia de la Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Tacna, que declaró improcedente la demanda, por este motivo y dada la necesidad de su aplicación como un aliado para combatir la informalidad y evasión tributaria, el 23 de diciembre del 2007 se publica la Ley N° 29173, Ley de las Percepciones al Impuesto General a las Ventas, atendiendo los puntos controvertidos analizados en el precedente del Tribunal Constitucional, en ese sentido, quedó establecido que este sistema, tiene como características el aumentar un porcentaje establecido por ley, al valor de la transacción comercial, ya sea una venta, prestación de servicios o ingresos por bienes importados.

El concepto más usado es la que define como un sistema de pago adelantado del Impuesto General a las Ventas, mediante el cual el agente de percepción (vendedor o la Administración Tributaria) percibe del importe de una venta o importación, un porcentaje adicional que tendrá que ser cancelado por el cliente o importador quien no podrá oponerse a dicho cobro bajo ninguna causa, siendo el agente de percepción el responsable de dicho cobro y posterior traslado a las arcas del estado; sin embargo tenemos serios reparos a esta definición, puesto que su estructura y desarrollo no habla de un pago adelantado del IGV, sino un pago que podrá ser aplicado contra el IGV en las declaraciones mensuales y que podrá incluso, ser materia de compensación con el formulario virtual N° 1648 funciona, así se establece la Resolución de Superintendencia N° 175-2007-SUNAT, la misma que fue modificada por la Resolución de Superintendencia N° 039-2012/SUNAT, en atención a lo dispuesto en el artículo 40° del Texto Único Ordenado del Código Tributario.

Conforme a lo señalado de manera precedente, el sujeto a quien se le efectuó las percepciones, podrá deducir del IGV que mensualmente determine, las percepciones que le hubieran efectuado hasta el último día del período al que corresponda la declaración, asimismo de contar con saldo a favor podrá arrastrarlos a períodos siguientes, pudiendo compensarlos con otra deuda tributaria, o solicitar su devolución si hubiera mantenido un monto no aplicado por un plazo no menor de tres (3) períodos consecutivos, como aplicarlas en ese periodo cuando hayan tenido saldos anteriores, respetando el orden de prelación, es decir que primero se apliquen las del periodo y posteriormente las del periodo anterior.
Es Importante tener en claro, que las percepciones no son un nuevo impuesto, son obligaciones formales, que permiten tener un mejor control de cumplimiento sustancial por parte de la administración tributaria y como hemos mencionado de manera precedente, estamos en contra de la idea que esta sea un pago adelantado del IGV, tanto por su estructura y por el tratamiento en las devoluciones como en las compensaciones.

II. Percepciones a las Ventas Internas
El Régimen de Percepciones del IGV a la venta interna de bienes es aplicable a las operaciones de venta gravadas con el IGV, respecto de los bienes señalados en el Apéndice 1 de la Ley N° 29173 y normas modificatorias.
Cabe indicar que la descripción de los bienes que hace el Apéndice 1 es referencial, debiendo considerarse comprendidos al régimen además los bienes contenidos en las sub partidas nacionales indicadas en dicho Apéndice, por lo que resulta necesario revisar cada una de ellas para tener seguridad que un bien pueda estar afecto o no a las percepciones, esta situación avizora un problema de aumento en el costo de cumplimiento e incluso tiene matices de incumplimiento al principio de predictibilidad, puesto que la revisión de partidas y sub partidas arancelarias resultan tediosos hasta a los mismos especialistas de la Administración Tributaria, por ello cuando un ciudadano de a pie, un pequeño comerciante pregunta sobre un bien aplicable o no, obtiene respuestas distintas, pudiendo en el futuro tener repercusiones en índole sustancial en la utilización de las percepciones o aplicación contra los impuestos resultantes.

En el tratamiento de las ventas internas se deben tener claro algunas definiciones, que muchas veces son distintas a las acostumbradas en lenguaje coloquial, así podríamos señalar que un consumidor final es la persona natural que adquiera bienes comprendidos en el Régimen por un importe igual o inferior a setecientos y 00/100 Nuevos Soles (S/. 700.00)

Dicho importe no se tomará en cuenta cuando el valor unitario del bien sea igual o mayor al referido monto, siempre que no se trate de la venta de más de una unidad del mismo bien, precisándose que dicha situación se da cuando el comprobante de pago se emita por dos o más unidades de bienes que sean idénticos entre sí (misma marca, modelo, color, tamaño, talla o dimensiones).

Además, deberá tenerse en cuenta que:
a. Tratándose de bienes como la harina, gaseosas o agua mineral, cerveza, jugos, discos ópticos y estuches porta discos los mismos que se encuentran contenidos en los numerales 1, 2, 3, 18 y 19 del Apéndice 1, siempre que el importe de los bienes adquiridos no exceda de S/. 100 Nuevos Soles, por comprobante de pago.
b. Tratándose del Gas Licuado de Petróleo, bien comprendido en el numeral 4 del Apéndice 1:

i. Cuando se adquiera hasta dos (2) unidades de cilindros (balones) por comprobante de pago, en los casos en que la comercialización se realice en cilindros.
ii. Cuando el importe no exceda de S/. 1,500 por comprobante de pago, cuando la comercialización se realice a granel.
El agente de percepción no considerará realizada una operación con un consumidor final, aun cuando se cumpla con lo señalado, en los siguientes casos:
a. Cuando se emita un comprobante de pago que permita sustentar crédito fiscal del IGV.
b. Tratándose de operaciones de venta originadas en la entrega de bienes en consignación.
c. Cuando los bienes sean entregados o puestos a disposición por el vendedor en algún establecimiento destinado a la realización de operaciones y/o actividades económicas generadoras de renta de tercera categoría del cliente y a través del cual se brinde atención al público, tales
d. como bodegas, restaurantes, tiendas comerciales, boticas o farmacias, grifos y/o estaciones de servicio, entre otros.
No se efectuará la percepción en:
1. Las operaciones que cumplan, en forma concurrente, con los siguientes requisitos:
• Se emita un comprobante de pago que otorgue derecho a crédito fiscal;
• El cliente tenga la condición de agente de retención del IGV o figure en el «Listado de entidades que podrán ser exceptuadas de la percepción del IGV».

El listado se aprobará mediante Decreto Supremo refrendado por el Ministerio de Economía y Finanzas, con opinión técnica de la SUNAT.
El listado se elaborará sobre la base de las entidades del Sector Público Nacional, fundaciones legalmente establecidas, entidades de auxilio mutuo, comunidades campesinas y nativas, entidades e instituciones de Cooperación Técnica Internacional (Eniex), Organizaciones no Gubernamentales de Desarrollo Nacionales (ONGD-PERÚ), instituciones privadas sin fines de lucro receptoras de donaciones de carácter asistencial o educacional inscritas en el registro correspondiente que tiene a su cargo la Agencia Peruana de Cooperación Internacional (APCI) del Ministerio de Relaciones Exteriores, Embajadas, Misiones Diplomáticas, Oficinas Consulares, Organismos Internacionales, Entidades Religiosas e instituciones educativas públicas o particulares.

previous arrow
next arrow
Slider

2. Las ventas realizadas con clientes que tengan la condición de consumidores finales. Esta condición no operará para los bienes comprendidos en los numerales 5 al 12 del Apéndice 1.

3. Las ventas de gas licuado de petróleo, despachado a vehículos de circulación por vía terrestre a través de dispensadores de combustible en establecimientos debidamente autorizados por la Dirección General de Hidrocarburos del Ministerio de Energía y Minas.

4. En el retiro de bienes considerado como venta.

5. Las operaciones de venta efectuadas a través de la Bolsa de Productos de Lima.

6. En las ventas en las cuales opere el Sistema de Pago de Obligaciones Tributarias con el Gobierno Central (Sistema de Detracciones).
Importe y oportunidad de la percepción
1. El importe de la percepción en la venta interna de bienes será determinado aplicando el porcentaje de 2% sobre el precio de venta.
2. En el caso de que el cliente se encuentre en el listado de contribuyentes a los que excepcionalmente se le aplique el 0.5%, será este el monto a aplicar sobre el precio de venta.
3. Se entiende por precio de venta a la suma que incluye el valor de venta y los tributos que graven la operación.
4. Tratándose de pagos parciales el porcentaje que corresponda se aplicará sobre el importe de cada pago.
5. El agente de percepción efectuará la percepción en el momento en que se realice el cobro total o parcial, con prescindencia de la fecha en que se realizó la operación, siempre que a la fecha de cobro mantenga tal condición.

III. Tipo de cambio aplicable
Debido a que las operaciones comerciales en nuestro país se realizan en diferentes monedas, para para efecto del cálculo del monto de la percepción, de acuerdo al artículo 6° de la Ley N° 29173, la conversión en moneda nacional del importe de la operación se efectuará al tipo de cambio promedio ponderado venta, publicado por la Superintendencia de Banca, Seguros y Administradoras Privadas de Fondos de, en los días en que no se publique el tipo de cambio indicado, se utilizará el último publicado.

IV. Devolución de las Percepciones en las Venta Internas

Las percepciones, tal como habíamos señalado, no es un impuesto o un nuevo tributo, por tanto, su aplicación, no significa un ingreso para el estado, salvo que se efectivice el pago del IGV, mediante su aplicación en la declaración del PDT 621 o formulario virtual Declara Fácil, ya sea en el mismo periodo o en periodos posteriores, así como que se solicite la compensación contra el Impuesto a la Renta; sin embargo, el contribuyente también puede solicitar que la percepción le sea devuelta, para ello debe respetar las precisiones hechas en la Ley N° 29173, que regula el ámbito de aplicación de las percepciones.

El cliente o importador podrá solicitar la devolución de las percepciones no aplicadas que consten en la declaración del IGV, siempre que hubiera mantenido un monto no aplicado en un plazo no menor de tres (03) períodos consecutivos, este arrastre no enerva el hecho que la Administración Tributaria pueda revisar el correcto arrastre o aplicación periódica de los saldos de percepciones.

Es importante señalar que cuando la ley menciona que “debe mantener un monto no aplicado en un plazo no menor de tres (03) periodos”, quiere decir que al vencimiento del tercer periodo recién podría solicitarse su devolución, hacemos esta aclaración pues en la práctica hemos verificado que muchos contribuyentes al tercer periodo arrastrado ya solicitan la devolución y esto genera resultados negativos en el afán de recuperar esas percepciones, afectando la liquidez de la empresa, sucede lo mismo en la devolución de las percepciones aplicadas en el régimen simplificado, por lo que creímos conveniente aclarar esta situación, para que en adelante su tratamiento práctico sea el correcto considerando lo prescrito en la teoría.

La solicitud de devolución de las percepciones, se realiza con el formulario N° 4949, pero estamos seguros, que ante la era de digitalización que vivimos, en momentos no muy lejanos, podremos solicitarlo de manera virtual, como se realiza la solicitud de devolución de renta de trabajo, por ejemplo, con el formulario virtual 1649.

Por Carlos Martin Arenas Bazan


PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN «GESTIÓN TRIBUTARIA»
Fechas: Sábado 22/08, 29/08, 05/09, 12/09, 19/09, 26/09, 03/10 y 10/10

Horario: 6:30 pm – 10:30 pm
Informes vía WhatsApp: https://bit.ly/2VDVOK5
Evento: https://www.facebook.com/events/367845387521802/

Comentarios
Slider