Tratamiento tributario de las Bonificaciones Extraordinarias

0
500
Slider

En el mes de diciembre del ejercicio anterior, la empresa LAS TORRES, decidió entregar una bonificación extraordinaria equivalente al 15% de la Remuneración mensual de cada uno de los trabajadores, por el cumplimiento de metas en las diversas áreas de la empresa.

Datos adicionales:

– Nº de trabajadores que alcanzaron las metas establecidas: 14

– Remuneración total de los trabajadores beneficiados: 43,440.00

– Fecha de pago de las gratificaciones extraordinarias: 21/12/2020

Se solicita indicar ¿Cuál sería el tratamiento respecto al gasto para efectos del Impuesto a la Renta?

Solución

En principio, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 57 de la LIR, los gastos deducibles a efectos de determinar la renta neta de tercera categoría se imputarán al ejercicio en que se devenguen.

Asimismo, el primer párrafo del artículo 37 de la citada norma dispone que a fin de establecer la renta neta de tercera categoría se deberá deducir de la renta bruta los gastos necesarios para producirla y mantener su fuente, así como los vinculados con la generación de ganancias de capital, en tanto, la deducción no esté expresamente prohibida por la Ley, detallando una relación de gastos deducibles.

Es en ese orden de ideas, según el inciso l) del artículo 37 de la LIR considera como gastos deducibles a los aguinaldos, bonificaciones, gratificaciones y retribuciones que se acuerden al personal, incluyendo todos los pagos que por cualquier concepto se hagan a favor de los servidores en virtud del vínculo laboral existente y con motivo del cese.

previous arrow
next arrow
Slider

Agrega el citado inciso que estas retribuciones podrán deducirse en el ejercicio comercial a que correspondan cuando hayan sido pagadas dentro del plazo establecido por el Reglamento para la presentación de la declaración jurada correspondiente a dicho ejercicio.

Por su parte, el inciso v) del artículo 37 de la LIR establece que son deducibles los gastos o costos que constituyan para su perceptor rentas de segunda, cuarta o quinta categoría, los cuales podrán deducirse en el ejercicio gravable a que correspondan cuando hayan sido pagados dentro del plazo establecido por el Reglamento para la presentación de la declaración jurada correspondiente a dicho ejercicio.

Por último, cabe indicar que las normas del Impuesto a la Renta no han previsto alguna forma en particular para acreditar la decisión del otorgamiento de las bonificaciones ordinarias y extraordinarias otorgadas en virtud del vínculo laboral existente, pudiendo los contribuyentes utilizar cualquier medio probatorio que resulte idóneo y que brinde certeza de la causalidad, así como del momento de su pago, lo que determinará el ejercicio en que dichas bonificaciones puedan ser deducidas.

Al respecto la Administración Tributaria se pronunció en su Informe N° 053-2012-Sunat4B0000, señalando lo siguiente:

 “Las normas del Impuesto a la Renta no han previsto alguna forma en particular para acreditar la decisión del otorgamiento de las bonificaciones ordinarias y extraordinarias otorgadas en virtud del vínculo laboral existente, pudiendo los contribuyentes utilizar cualquier medio probatorio que resulte idóneo y que brinde certeza de la causalidad, así como del momento de su pago, lo que determinará el ejercicio en que dichas bonificaciones puedan ser deducidas”.

En ese sentido, es posible deducir el gasto por gratificación extraordinaria otorgada, en la medida que se pueda acreditar su causalidad.

Artículo que te recomendamos leer:

¿Las mejoras en un inmueble están afectas a algún impuesto?

¿Qué te pareció nuestro blog? Coméntanos


PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN: «FISCALIZACIÓN TRIBUTARIA»
Fechas: Martes, 18/05, 25/05 de mayo, 01/06, 08/06, 15/06, 22/06, 06/07, 15/07.
Horario: 6:30 pm – 10:30 pm
Transmisión en vivo: S/ 450.00
Nota: Los precios no incluyen IGV
◘ Informes vía WhatsApp: https://bit.ly/3ckiV5a
◘Informes vía Web: https://perucontable.com/url/ftbb 

Comentarios
Slider