¿Cómo actúa el crédito fiscal?

0
111
Banner Suscripción Premium Noviembre
Banner Suscripción Premium Noviembre
previous arrow
next arrow

A continuación le explicaremos cómo funciona el beneficio de los créditos fiscales, además de las adquisiciones en las que se permite su aplicación.

La ventaja que ofrece el crédito fiscal no puede ser aplicada en cualquier compra. Es necesario para ello que se reúnan determinados requerimientos previstos en la ley del Impuesto sobre la Renta.

Con el propósito de reducir su carga tributaria, las empresas que realizan compras y ventas por medio de facturas cuentan con el derecho a la deducción del Impuesto General a las Ventas (IGV), correspondiente a sus compras. El crédito fiscal consiste en dicho impuesto, que figura de manera independiente en los comprobantes de pago de los contratos de bienes, servicios y obras.

A modo de ejemplo, en caso de que las ventas hayan sido por S/ 3,000 y se haya agregado S/ 540 de IGV, en tanto que en las compras se haya gastado S/ 1,500 además de S/ 270 por IGV, para el cálculo del crédito fiscal se deberá descontar el primer impuesto del segundo. En este sentido, gracias al crédito fiscal, el contribuyente se verá en la obligación de pagar la diferencia de S/ 270 por IGV.

IGV Ventas540.00
(-) IGV Compras(270.00)
Crédito fiscal (IGV a pagar)270.00

Este beneficio es necesario que se utilice mes a mes.

Las adquisiciones que permiten crédito fiscal

No obstante, conviene clarificar el hecho de que no todas las adquisiciones pueden ser objeto del crédito fiscal. En virtud de la normativa del Impuesto a la Renta, para que exista tal derecho, se debe permitir que la compra sea un gasto o costo de la empresa, siendo destinada a operaciones gravadas con el IGV.

De acuerdo con la SUNAT, únicamente las adquisiciones de bienes, prestaciones de servicios, contratos de construcción e importaciones que reúnan determinada serie de requisitos son susceptibles de crédito fiscal. En este sentido, estima que las adquisiciones han de ser permitidas como gasto o costo de la empresa, incluso si el contribuyente no está sujeto al impuesto a la renta.

En este sentido, si alguien realiza la compra de un vehículo con fines personales, el IGV de dicha compra no podrá ser aplicado al crédito fiscal de la empresa. Por el contrario, al adquirir el vehículo como herramienta para la empresa, sí podrá aplicarse a la deducción del IGV como crédito fiscal.

Como otros requisitos de carácter formal, SUNAT establece que los documentos de pago contengan el nombre y el número de RUC del emisor. Igualmente, los comprobantes, notas de débito y copias autenticadas por el agente de aduanas o notario. Conviene mantenerse informado de las obligaciones, derechos y prohibiciones relativas al crédito fiscal.

TALLER PRÁCTICO: PLANILLAS DE CONSTRUCCIÓN CIVIL EN EXCEL

Fechas: Lunes 03 y Jueves 06 de octubre

Modalidad: Transmisión en vivo


banner-asesoria-empresarial
banner-asesoria-empresarial
previous arrow
next arrow

Comentarios