Caso práctico por gastos a favor del personal

0
545
Slider

Caso:

Al respecto, la Intendencia Nacional jurídica de la SUNAT, en relación a la deducción de los gastos de capacitación recientemente se ha pronunciado en el Informe N° 134-2020-SUNAT/7T0000, en el cual analiza el tratamiento de los gastos de capacitación en favor del personal de una asociación sin fines de lucro exonerada del Impuesto a la Renta, concluyendo lo siguiente:

Informe N° 134-2020-SUNAT/7T0000:

Respecto de lo dispuesto en el inciso b) del artículo 19 de la Ley del Impuesto a la Renta aplicable a las asociaciones sin fines de lucro exoneradas del Impuesto a la Renta:

  1. Se puede afirmar que, en relación con lo dispuesto en el acápite i. de su tercer párrafo, tratándose de una asociación que paga, en beneficio de su trabajador, su capacitación, maestría o curso de post grado que versan sobre temas relacionados a sus labores: a)  Si dicho trabajador realiza actividades necesarias para generar la renta que se destina a los fines de la asociación y no es un asociado o persona vinculada a los asociados o a tal asociación, dicho pago resultaría normal en relación con las actividades que generan la renta que se destina a sus fines debiéndose establecer si resultan razonables con relación a sus ingresos a efecto de admitir el gasto, lo cual solo puede ser determinado en cada caso concreto.  b)  Si dicho trabajador realiza labores de administración:  i) no relacionadas a las actividades necesarias para generar la renta que se destina a sus fines, ni, ii) inherentes a la finalidad de la asociación, y no es un asociado o persona vinculada a los asociados o a tal asociación, dicho pago implicará un gasto no necesario para esta y, por tanto, una distribución indirecta de rentas, lo cual solo puede ser determinado en cada caso concreto.  c)  Si en los supuestos a que se refieren los literales anteriores el trabajador fuera un asociado o persona vinculada a la asociación, se puede afirmar que: La respuesta a la primera pregunta [literal a) precedente] no varía. La respuesta a la segunda pregunta [literal b) precedente] se tendría que complementar, por cuanto, en este supuesto, el pago de la capacitación, maestría o curso de post grado implicará una distribución indirecta de rentas, en la medida que tales gastos no sean lógicos en relación con las actividades no lucrativas que esta realiza, lo cual solo puede ser determinado en cada caso concreto.
  2. Un trabajador de una asociación sin fines de lucro que ocupa un cargo de alta dirección o administración en la entidad calificará como parte vinculada a la referida asociación, en la medida que dicho cargo le otorgue capacidad de actuar, por sí mismo, con poder de decisión para aprobar o rechazar acuerdos financieros, operativos y/o comerciales de esta, lo cual solo puede determinarse en cada caso concreto.
  3. El pago por capacitación, curso de post grado o maestría realizado por la asociación sin fines de lucro a la entidad educativa a favor de uno de sus trabajadores no constituirá renta de quinta categoría para el trabajador.                                                                                                         

De acuerdo a lo detallado concluimos:

1.- Los gastos de capacitación en favor del personal comprenden sumas destinadas a la capacitación del personal, a aquellas invertidas por los empleadores con el fin de coadyuvar a la mejora de la productividad de la empresa, incluyendo los cursos de formación profesional o que otorguen grado académico, como cursos de carrera, postgrados y maestrías.

2.- Los gastos de capacitación en favor del personal para su deducción no requieren cumplir con el criterio de generalidad del gasto, bastando que para su deducción se acredite el cumplimiento del principio de causalidad, esto es, que se encuentren vinculados con el mantenimiento de la fuente productora de renta o con la generación de ganancias de capital.

3.- Los gastos de capacitación son gastos que, si bien no tienen un límite cuantitativo en su deducción, en una eventual fiscalización SUNAT podría cuestionar la fehaciencia si los mismos no se encuentran debidamente sustentados o la proporcionalidad y razonabilidad del gasto, si el importe desembolsado en la capacitación al personal evidencia una diferencia sustancial con los ingresos generados por la empresa, aspecto que deberá ser analizado en cada caso en concreto.

4.- Los gastos de capacitación en favor del personal al igual que cualquier otro gasto contenido en la relación del artículo 37° de la Ley del Impuesto a la Renta, debe deducirse en el ejercicio en el que se devenguen, esto es, en el ejercicio en el cual se realice la capacitación, y si la capacitación involucra más de un ejercicio, se deducirá en forma proporcional a los meses y días de cada ejercicio que ha involucrado la aludida capacitación.

Fuente: Revista de Consultoría

previous arrow
next arrow
Slider

Artículo que te recomendamos leer:

El nacimiento de la obligación de pagar el IGV

¿Qué te pareció nuestro blog? Coméntanos.


👩‍💻CURSOS VIRTUALES- ELEARNING. Visita nuestra página web 👇
🌐 https://www.aulacontable.com/cursos/
☝️✍️📚No pierda más tiempo y estudia con docentes con experiencia  en el rubro contable.
Solicita mayor información al WhatsApp 📞954782378 ▶️https://acortar.link/qL8Th ◀️
✔️Contabilidad / ✔️Laboral / ✔️Tributaria /✔️Por Actividades /✔️Software
/✔️Contrataciones /✔️Gubernamental /✔️Excel / ✔️SIAF /✔️Ofimática
✉ Consulte los descuentos y promociones al correo » info@aulacontable.com
👉Sìguenos en nuestro fanpage 🌐 https://www.facebook.com/Aulacontable/

Comentarios
Slider