Beneficiario final: empresas que incumplan reporte elevarían su perfil de riesgo ante Sunat

0
323

Las empresas que no reporten a su beneficiario final en diciembre y elijan pagar una multa generan un antecedente de riesgo y potenciales investigaciones en la SBS, la UIF y la SMV.

Los contribuyentes que prefieran pagar una multa en lugar de reportar a la Sunat a su beneficiario final —la persona natural que efectiva y finalmente posee o controla una empresa— en diciembre incrementarían su perfil de riesgo frente a la administración tributaria y otras instituciones como la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS), la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV) y la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF). 

“Las multas [que podrían llegar hasta S/210,000] podrán ser atendibles por algunos contribuyentes grandes, pero lo más importante es que la información ya genera un antecedente de riesgo del contribuyente. Y eso va a generar alguna acción de control de parte de la administración o de otros organismos. Seguramente podrán incorporar [la SBS, la SMV y la UIF] en sus mecanismos de riesgo el incumplimiento de la presentación de esta obligación”, explicó Palmer de la Cruz, intendente nacional de Estrategias y Riesgos de la Sunat. “Se generan dudas de donde se está destinando el dinero, las utilidades o los beneficios de una determinada empresa”, agregó.

La semana pasada, la autoridad tributaria oficializó que la entrega de reportes para las empresas consideradas principales contribuyentes sea en diciembre. Sunat confirmó a SEMANAeconómica que los fondos de inversión y fideicomisos tendrían que cumplir con la obligación en junio del 2020. El objetivo de la administración tributaria apunta a incentivar la entrega de información. En caso de incumplir la declaración, existe un régimen de gradualidad en la sanción. Las empresas que tengan inconvenientes o percances para cumplir con entregar la información en los plazos establecidos podrán subsanar esta situación en días posteriores. “Lo puede presentar ese mes o en el siguiente, previa fiscalización de la Sunat, y la subsanación de la infracción es al 100%”, explicó De la Cruz. Sin embargo, quien coloque información errada o incompleta y no regularice en los días adicionales sí será sancionado.  “No es una norma solo informativa, está vinculada a lavado de activos, financiamiento de terrorismo, acciones evasivas o elusivas”, explicó. 

Instituciones como la SBS y la SMV ya disponen de información sobre los beneficiarios finales de las empresas. En el caso de la SBS, declarar al beneficiario final es un requisito para abrir una cuenta bancaria. “Si la Sunat, a través de un cruce de información potencial, ve que la empresa reportó a una persona como beneficiario final para efectos financieros, pero otra para efecto de Sunat, estará en problemas”, comenta Álvaro Arbulú, socio de impuestos de EY. “El riesgo está en que una persona que no informó beneficiario final o lo hizo incorrectamente para salir del paso se va a ir a la UIF. Será fiscalizada con mayor detenimiento porque podría presumirse operaciones no reales, lavado de activos o financiamiento del terrorismo”, añade. Por otro lado, es obligación de la empresa consignar en su sitio web que no ha identificado a su beneficiario final, lo que traerá una consecuencia reputacional frente a sus clientes.

El riesgo al que se exponen por empresas por incumplir la norma dependerá de su tamaño. Para Rocío Liu, socio tributaria del estudio Miranda & Amado, las más grandes cumplirán la ley “a rajatabla”, mientras que las de menor tamaño podrían tener dificultades. “La consecuencia negativa es que las que tengan más un perfil de riesgo mayor sean objeto de más control y fiscalización no solamente de la autoridad tributaria, sino de todo el aparato estatal”, asegura la abogada.

Además, identificar al beneficiario final podría trascender el ámbito tributario y condicionar la realización de negocios. “El tema del beneficiario final no solo es relevante por la sanción monetaria, sino que en inclusive podría ser que en el futuro lo exijan como una condición para contratar con el Estado, para obtener autorización regulatoria, para renovar concesiones, para renovar licencias”, explicó Liu.

Fuente: semanaeconomica.com


PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ASISTENTE CONTABLE.
📆Fecha: 5/10, 12/10, 19/10, 26/10, 09/11, 16/11, 23/11 y 30/11 del 2019
Frecuencia: 1 sábado por semana.
◘ PRE-INSCRIPCIÓN: http://bit.ly/2YaYMrS
◘ Información vía Whatsapp: http://bit.ly/2kdfnte
◘ Evento: https://www.facebook.com/events/2755208901159396/


Comentarios