LA AUTOMATIZACION Y MECANIZACION EN LA REDUCCION DE COSTES

En la actualidad son considerables las grandes ventajas que aportan las continuas innovacio­nes tecnológicas, tanto en el campo productivo como en el administrativo.

 

     El cambio producido en la im­portancia de los elementos de coste se debe al incremento de la automatización y mecaniza­ción (AM), ya que esto lleva aparejado una redistribución del Personal y un aumento de los costes asociados con el manteni­miento y utilización que se hace de los equipos. Evidentemente se trabaja con elevados costes de inversión en inmovilizaciones y en consumo de energía.

Una de las criticas que recibe la AM, proviene de los Sindica­tos, argumentando que si para mejorar la estructura de costes y mantener los niveles de benefi­cio, la empresa se concentra en realizar inversiones, esto con­duce a reducir los recursos hu­manos de la empresa.

 

     La AM debe aplicarse de forma selectiva si lo que se pre­tende es reducir costes, ya que es frecuente oír comentarios de directivos como los siguientes:

 

     – Todo lo que hemos ganado con nuestro nuevo y monstruoso sistema de ordenador ha sido sustituir operarios de 1.200 ptas hora por técnicos de 4.800 ptas/hora.

 

     – Al implantar la automatiza­ción se han reducido los costes de personal directos, pero el coste total se ha incrementado debido al aumento de los costes generales.

 

     Las automatizaciones y meca­nizaciones (robots, rayos láser para lectura de código de barras, sistemas asistidos por ordena­dor, etc) bien implantadas en cualquier proceso, además de las mejoras económicas y técnicas que aportan (ganar en eficiencia, en reducir los costes de tramita­ción en el tiempo de respuesta, etc), influyen muy positiva­mente en la calidad del pro­ducto.  Aunque resulte triste re­conocerlo, tal y como hemos se­ñalado en otras ocasiones, un ro­bot no tiene altibajos en su ren­dimiento, no sufre el síndrome del lunes, y las emociones exter­nas no le afectan en absoluto.

 

     Sólo como ejemplo, situándo­nos en la cadena de producción de FORD, en el punto donde se van ensamblando todas las piezas que componen la carrocería del automóvil, al observar la precisión y rapidez de la solda­dura efectuada por un robot, po­dremos comprobar que la cali­dad de la misma, es totalmente superior a la que podemos al­canzar los hombres, teniendo en cuenta lo rutinario que resulta el proceso.

 

     Otro inconveniente que pre­senta la AM esta relacionado con la velocidad del progreso tecnológico, ya que diariamente surgen nuevos equipos que se ven afectados por una deprecia­ción económica y dejan obsole­tos a otros que estaban considerados como el último grito.

 

     En el campo administrativo, las mecanizaciones también han aportado grandes mejoras a los procesos.  Como ejemplo pode­mos citar los cambios efectua­dos en el proceso de pago de facturas relacionadas con materiales de producción:

 

     El proceso normal que se se­guía en FORD habitualmente para el pago de una factura, era el que aparece en la Tabla 1.

 

TABLA 1

 

        

         a) Se emitía un pedido de compra que se remitía al proveedor.

         b) El proveedor mandaba materiales justo con el albarán. Preparaba una factura y la remitía al departamento de Cuentas a Pagar.

         c) En Ford se daba entrada al material, se recepcionaba la factura y se preparaba para el proceso de pago.

         d) El departamento de Cuentas a Pagar procesaba la factura para el pago, integrando dicha factura físicamente en el albarán y compro­bando que se cumplían las condiciones del pedido. En caso de discrepancias, se devolvía la factura al proveedor para su correc­ción.

         e) Se emitían avisos de pago para que el proveedor estuviese informan­do de la cantidad que iba a cobrar.

         f)  Se le mandaba un cheque al proveedor por el importe de la factura.

 

 

 

         En la actualidad el proceso que se sigue es el que relaciona­mos en la Tabla.  Como se puede comprobar, con este sistema se ahorra totalmente el proceso manual de las facturas en el departamento de Cuentas a Pagar.

 

TABLA 2

 

 

         a)   Ford sigue emitiendo un pedido.

         b)   El proveedor envía los materiales.

         c)   En Ford, al recepcionar los materiales se informa de los mismos a un sistema mecanizado que los valora según el pedido y transfiere la infor­mación al sistema de pago.

         d)   Dicho sistema recoge la información y cada diez días emite, de una forma automática, la factura del proveedor, con las entradas de material recibidas en ese período.

         e)   Cuentas a pagar se limita a enviar la factura al proveedor y transferir los datos al Banco para que procedan al pago de las facturas.

 

 

 

     Actualmente el banco, para pagar al proveedor, emite che­ques y se los envía por correo. ­En estos momentos se está nego­ciando con los bancos para con­seguir que el dinero se sitúe en la cuenta bancaria del proveedor por medio de transferencias electrónicas.

 

     Otro tipo de mecanización, que conduce también a la re­ducción de costes, es la dismi­nución del uso tan extensivo que se hace de los informes in­ternos y externos y por lo tanto de la forma en que se capta, distribuye y archiva buena parte de la información cuyo soporte actual es el pa­pel.

 

     Este proceso se debe realizar a través de redes informáticas que agilicen la captación, actualización, transmisión y ac­ceso desde los distintos cen­tros funcionales a la informa­ción almacenada en la base de datos corporativa, lo que simplifica las distintas tareas ad­ministrativas.

 

     El objetivo de FORD ES­PAÑA en este sentido, se cen­tran en eliminar la impresión de papel en todas las situaciones que ello resulte factible, impri­miendo únicamente los docu­mentos que sean totalmente necesarios para cumplir con los requisitos legales y con los nuevos sistemas de control.  Evitando la impresión de papel y el archivo del mismo, cuando se trata de grandes vo­lúmenes de documentación, se pueden lograr sustanciosos ahorros, tanto en papel como en gastos de mantenimiento y control del archivo.  El pro­blema principal en estos mo­mentos, reside en las restricciones de tipo legal.

Autores : Vicente Ripoll Feliu y Tomás Balada Ortega

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Current day month ye@r *