Auditoría interna y externa en la empresa

Las empresas que han integrado un Gobierno Corporativo como forma de organización requieren realizar auditorías para la protección de su patrimonio. Es una de las funciones que propone el Código de Mejores Prácticas Corporativas.

La auditoría es una actividad cuyo objetivo es hacer una revisión de la contabilidad, registros, fuentes, documentos, bienes tangibles e intangibles, compromisos y adeudos de la empresa para determinar la razonabilidad de las cifras que muestran los estados financieros que provienen de las operaciones realizadas.

Como actividad profesional implica aplicar técnicas especializadas y la aceptación de una responsabilidad; asimismo, analiza y evalúa los controles internos de la organización para garantizar la integridad del patrimonio. Es un examen de la estructura de una empresa en cuanto a la eficacia de sus sistemas de gestión, sus planes, sus objetivos y sus procedimientos.

Conocemos dos tipos de auditoría: auditoría externa y auditoría interna.

La auditoría externa es la que practica una persona que no pertenece al personal de la organización, es independiente. Este tipo de auditoría se dedica prácticamente a hacer una revisión de los estados financieros básicos: balance general o estado de posición financiera; estado de resultados denominado anteriormente como estado de pérdidas y ganancias, estado de flujo de efectivo originalmente llamado estado de cambios en la situación financiera o estado de origen y aplicación de recursos; estado de variaciones del capital contable.

Objetivo

Su objetivo es dar una opinión en un documento denominado dictamen. Los trabajos que realiza para poder expresar dicha opinión representan una de las principales áreas de actuación de los contadores públicos independientes y los ubica dentro de una actividad profesional, estrictamente regulada por normas que establecen los requisitos mínimos de calidad, relativos a la personalidad del auditor, al trabajo que desempeña y a la información que rinde, como resultado de su trabajo.

La emisión del citado dictamen se considera como la base fundamental para otorgar credibilidad a la información de carácter económico que prepara la administración de las empresas. La gestión, desarrollo, expansión y permanencia de dichas organizaciones dependen de las decisiones que adoptan quienes las dirigen. A su vez, las decisiones más acertadas son las que se basan en la existencia de información confiable, veraz, oportuna y completa.

En México, para que un contador público pueda emitir un dictamen de auditoría externa debe estar afiliado al Instituto Mexicano de Contadores Públicos, certificado por el programa de educación profesional continua y estar en un programa de control de calidad.

Es importante mencionar que las normas de auditoría obligan éticamente al auditor externo a aplicar una serie de pruebas y procedimientos para respaldar su opinión respecto a si los resultados reportados, los activos, pasivos y capital contable son correctos. Por tanto, su enfoque es eminentemente financiero.

Como parte de su función, realiza una evaluación del control interno de la organización. En forma adicional, el auditor podría profundizar en la revisión de la parte fiscal, por lo que emitiría un tipo de dictamen dirigido a las autoridades hacendarias en los formatos autorizados. Es claro que primero debe realizar la auditoría de tipo financiero y con base en la información recabada efectuar la extensión fiscal.

Tómese en cuenta que la empresa con Gobierno Corporativo, aun cuando no esté obligada a presentar dictamen fiscal, el Código de Mejores Prácticas recomienda la auditoría externa financiera.

La auditoría interna es una actividad llevada al cabo por personal de la misma organización, su alcance se extiende hacia la revisión integral de los aspectos administrativos, operacionales, financieros y el sistema de información general; su objetivo, por tanto, es apoyar a los miembros de la organización en el desempeño efectivo de sus actividades, por lo que les proporciona análisis, evaluaciones, recomendaciones e información relativa de las actividades respectivas.

Prevención

Además, promociona la aplicación de las normas de control interno. Este tipo de auditoría debe ser en primer lugar de carácter preventivo, a efecto de que los responsables de las diferentes funciones de la organización conozcan con toda anticipación que sus controles y responsabilidades serán revisados como parte de un programa integral y continuo.

Aun cuando este tipo de auditoría realiza sus actividades con más detalle y profundidad, utiliza técnicas estadísticas de medición de riesgos para la elaboración de sus programas y planes de acción.

Fernando Ojeda Llanes


II CURSO TALLER: SAP Visión y Práctica General

FECHA: Sábado 13 de mayo del 2017.

HORARIO: sábado: 9:00 a 1:00 pm

Modalidad Presencial:

» Inversión: S/ 190.00 + IGV

» Pronto Pago: S/ 150.00 + IGV (Antes del 6 de mayo).

Dirección: Jr. Pumacahua # 1163- Jesús María (Ref. A una cdra de la Av. Salaverry y Av. Cuba, al frente del parque Cáceres).

Modalidad Virtual: Inversión: S/ 140.00 + IGV Pronto pago S/ 100.00 + IGV (Antes del 06 de mayo).

https://goo.gl/vJlKRZ

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Current day month [email protected] *