Tipos de contratos laborales en el Perú

0
162
Banner Suscripción Premium Noviembre
Banner Suscripción Premium Noviembre
previous arrow
next arrow

De acuerdo con la legislación laboral del Perú están contemplados distintos tipos de contratos y su correcta aplicación puede tornarse un tanto tediosa, pues tienen subdivisiones y divisiones.

De entrada, al tener tantos nombres y términos, es posible que conocerlos todos parezca una tarea ardua. ¿Le interesa aprender más sobre los contratos laborales?

Este artículo te explica cuáles son los tipos de contratos de trabajo existentes en nuestro país y cuál es el contexto en el que se aplican.

Con anterioridad al análisis de los diferentes tipos de contratos y de sus respectivas clasificaciones para nuestro país, vamos a definir en qué consiste un contrato de trabajo. El contrato de trabajo representa un acuerdo que se realiza por dos partes: el trabajador y el empleador. Así, el primero de ellos llega a un compromiso de prestación de servicios y subordinación ante el segundo y, en cambio, el empleador se compromete a pagar una retribución.

En este sentido, es preciso destacar que existen una serie de factores esenciales dentro de un contrato de trabajo: por un lado, la remuneración por parte del empleador y, por otro, el hecho de que el trabajador preste sus servicios y se encuentre en situación de subordinación.

Por lo tanto, a continuación explicamos los diferentes tipos de contratos laborales.

A.- Contrato indeterminado

Este tipo de contratos laborales son los que cuentan con una fecha de comienzo precisa, aunque no especifican ninguna de finalización.

Con frecuencia, quienes brindan sus servicios bajo ésta figura están siendo catalogados como trabajadores fijos o permanentes y la labor que realizan es de carácter continuo. Asimismo, hay que señalar la posibilidad que tienen de celebrarse tanto por escrito como de forma verbal.

B.- Contrato determinado o sujeto a modalidad

Estos contratos, denominados igualmente de plazo definido, se caracterizan porque tienen previsto una fecha de inicio y una fecha de finalización.

En el caso de los contratos de duración determinada, no pueden superar los 5 años y siempre han de formalizarse mediante un documento escrito.

Por lo general, en este caso, se motiva el acuerdo por el cual la relación laboral queda establecida, de modo que el empresario puede optar entre diversas modalidades.

Contratos sujetos a modalidad

cursos-virtuales-banner - copiar
diplomados-virtuales-banner
especializaciones-virtuales-banner
previous arrow
next arrow

Consta de tres grandes modalidades, sobre las que a su vez se subdividen un total de nueve contratos distintos.

B.1.- Contrato de naturaleza temporal

Se divide en tres tipos:

i. Contrato por incremento de actividad

Es utilizada para la contratación de personal en el momento que una empresa está iniciando sus actividades por primera vez o bien cuando se necesitan empleados para iniciar un nuevo tipo de actividad por parte de la empresa. Estas contrataciones no podrán ser superiores a tres años.

ii. Contrato por necesidad de mercado

Mediante esta modalidad contractual se busca atender el aumento de la producción por las actividades desarrolladas de la empresa. Si los trabajadores permanentes no bastan para cubrir las necesidades de la empresa, es necesario recurrir a la contratación de personal complementario.

iii. Contrato por reconversión empresarial

Este contrato sirve para la sustitución, ampliación o modificación por parte de la empresa en su actividad.

B.2.- Contrato de naturaleza accidental

Se divide en tres tipos:

i. Contrato ocasional

El objetivo de esta medida consiste en emplear a trabajadores con el fin de atender las necesidades que escapan de la actividad regular de la empresa.

ii. Contrato de suplencia

Se trata sobre todo de la contratación de personal para reemplazar a un trabajador permanente que, por razones justificadas, ha sido suspendido de sus funciones en la empresa. El plazo de este contrato únicamente se prolonga hasta el reingreso de la persona sustituida.

iii. Contrato de emergencia

Tiene como finalidad la cobertura de las necesidades provocadas como consecuencia de situaciones fortuitas o de fuerza mayor. Sólo tiene una duración equivalente a la de la emergencia; generalmente, se trata de un período no superior a un año.

B.3.- Contrato de obra o servicio

Se divide en tres tipos:

i. Contrato por obra determinada o servicio específico

Estos son contratos que tienen como única intención permitir a la empresa la realización de una obra o servicio. En ese caso, su duración se extiende exclusivamente hasta la finalización de la obra.

ii. Contrato intermitente

Este es un tipo de contrato cuyo propósito consiste en satisfacer las necesidades puntuales. Se emplea en aquellas situaciones en que las empresas presentan obligaciones de carácter permanente, aunque éstas no sean recurrentes, sino que oscilan transitoriamente. La vigencia es variable según las necesidades del empleador.

iii. Contrato por temporada

Con el contrato de temporada se busca satisfacer las necesidades intrínsecas al giro de la empresa que sólo se producen en determinadas temporadas del año.

C.- Contrato a tiempo parcial

Finalmente, se entiende por contrato a tiempo parcial aquel en el que se prevé que la jornada diaria de trabajo no sea superior a cuatro horas. En consecuencia, la remuneración estará por debajo del mínimo y será concedida de acuerdo a las horas trabajadas.

Conviene destacar que los empleados con este tipo de contrato pueden disfrutar de todos los beneficios, salvo de la CTS.

PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ASISTENTE CONTABLE

Inicia: Sábado 10 de Diciembre

Duración: 2 meses

Modalidad: Presencial y transmisión en vivo


banner-asesoria-empresarial
banner-asesoria-empresarial
previous arrow
next arrow

Comentarios