Establecen precedentes sobre el cambio de uniforme de trabajo

0
118

En un contexto crucial para los derechos laborales el Tribunal de Fiscalización Laboral (TFL) de la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil) establece un precedente de gran relevancia en lo que respecta al proceso del cambio de uniforme de trabajo. Entérate más aquí.

El Tribunal de Fiscalización Laboral (TFL) de la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil) ha determinado una serie de criterios administrativos de obligatorio cumplimiento, indicando que el tiempo empleado por los empleados en el proceso de cambio de uniforme de trabajo y/o equipos de seguridad debe considerarse como parte integral de su jornada laboral.

Según lo establecido en la Resolución de Sala Plena Nº 016-2023-Sunafil/TFL, el tiempo empleado por el empleado para realizar el cambio de uniforme de trabajo y/o ponerse los elementos de seguridad necesarios para llevar a cabo sus funciones, mientras se encuentra en el lugar de trabajo, se considera parte integrante de su jornada laboral. Esto aplica cuando dicha acción es una obligación impuesta al trabajador, ya sea por disposiciones consignadas en el Reglamento Interno de Trabajo, políticas escritas o instrucciones verbales.

Además, se especifica que cuando el uso del uniforme de trabajo sea requerido por el empleador por motivos de imagen corporativa, atención al público, entre otros, y cuando se puedan tomar medidas disciplinarias en relación con el comportamiento de registrar el tiempo de trabajo ya portando el uniforme, también se incluirá dicho tiempo en la jornada laboral.

Cursos que te podrían interesar:

Prestación exigible

La obligación de cambio de vestimenta para utilizar (y dejar de usar) el uniforme de trabajo, impuesta por el empleador y/o normativas sectoriales, se considera una prestación exigible a los trabajadores en plazos razonables, ajustados a las prácticas comunes en cada sector económico correspondiente.

En este sentido, el colegiado administrativo estableció como criterio de observancia obligatoria que estas prestaciones están directamente relacionadas con el cumplimiento del propósito del contrato de trabajo, contribuyendo así a la disposición del trabajador para con su empleador.

El TFL tiene en cuenta que el artículo 7 del D. S. Nº 004-2006-TR establece claramente que tanto el tiempo de ingreso como la permanencia en el lugar de trabajo deben considerarse como una extensión del tiempo de trabajo acordado.

Decisión

En el caso abordado por la resolución de la sala plena, el TFL verifica que los trabajadores de una empresa, que presentó un recurso de revisión, dedicaban tiempo a ponerse y quitarse el uniforme de trabajo antes de registrar su entrada y salida diaria. Esto, a pesar de que debían consignar su hora de ingreso al llegar al centro laboral, dado que ya se encontraban dentro de las instalaciones y cumpliendo con obligaciones establecidas por la empresa (bajo amenaza de sanción).

En consecuencia, se establece claramente que estos periodos de tiempo están al servicio de su empleador, y los trabajadores debían registrar su salida al concluir sus labores, según precisa el TFL.

El colegiado administrativo concluye que este periodo debe considerarse como tiempo efectivo de trabajo. Sin embargo, la empresa impugnante no cumplió con esto, al no reconocer el impacto de su propio poder normativo sobre el comportamiento de sus empleados, según señala el TFL.

En este contexto, se evidencia que los trabajadores necesitaban obligatoriamente utilizar el uniforme para desempeñar sus funciones, y esta obligación estaba estipulada en el Reglamento Interno de Trabajo.

Por tanto, el tiempo invertido por los trabajadores para el cambio de vestimenta, necesario para registrar su entrada y salida, debe ser considerado como parte de su jornada laboral, según indica el TFL.

Además, sostiene que la necesidad de vestirse con la indumentaria de trabajo es inherente a la naturaleza de las funciones de los trabajadores, siendo una obligación ligada a la organización del personal en el proceso productivo de la empresa y a la prestación de servicios correspondiente.

En este sentido, el Tribunal de la Sunafil establece que el cambio de vestuario y/o el uso de elementos de seguridad son actividades intrínsecas a la función específica de los trabajadores, formando parte integral de la misma. Esto lleva a la conclusión de que durante la realización de estas acciones, los trabajadores están efectivamente prestando servicios.

Por lo tanto, el TFL determina que el tiempo dedicado a las actividades de cambio de vestuario y/o uso de elementos de seguridad debe ser considerado como parte de la jornada laboral, tanto en este caso como en situaciones similares.

Normativa

Según lo establecido en el artículo 15 de la Ley Nº 29981, en conjunto con el artículo 41 de la Ley General de Inspección del Trabajo (LGIT), el artículo 17 del Reglamento de Organización y Funciones de la Sunafil aprobado por D. S. Nº 010-2022-TR, y el artículo 2 del Reglamento del TFL aprobado por D. S. Nº 004-2017-TR, este colegiado administrativo actúa como un órgano resolutivo con independencia técnica. Su función principal es resolver, de manera excepcional, los casos que se presentan a su consideración a través de la presentación del recurso de revisión. Este órgano posee competencia a nivel nacional, abarcando todo el territorio del país, y se constituye como la última instancia administrativa en la toma de decisiones respecto a los asuntos que son sometidos a su conocimiento.

Te recomendamos ver este vídeo:

¿Te ha resultado útil este artículo? ¡Nos encantaría conocer tu opinión!

Comentarios

PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ASISTENTE CONTABLE.

Fecha: Sábado, 27/04 de Abril, 04/05, 11/05, 18/05, 25/05 de Mayo, 01/06, 07/06, y 15 de Junio del 2024.

Horario: 9:00 a.m. - 1:00 p.m.

Frecuencia: Cada Sábado

Duración: 8 sesiones, 8 módulos, 2 meses.


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí