¿Cuáles son los Tipos de Contratos de Trabajo sujetos a Modalidad?

0
8030
Slider

Los contratos de trabajo sujetos a modalidad pueden celebrarse cuando así lo requieran las necesidades del mercado o mayor producción de la empresa, así como cuando lo exija la naturaleza temporal o accidental del servicio que se va a prestar u obra que se va a ejecutar.

Pueden celebrar estos contratos las empresas privadas, así como las empresas del Estado (observando las limitaciones que por normas especificas se establezcan) e instituciones públicas cuyos trabajadores estén sujetos al régimen laboral de la actividad privada.

POR INICIO DE NUEVA ACTIVIDAD

Es aquel que se celebra motivado por la constitución de la empresa, el inicio de la actividad productiva, la posterior instalación o apertura de nuevos establecimientos o mercados, el inicio de nuevas actividades o el incremento de las ya existentes.

Su duración máxima es de 3 años.

POR NECESIDADES DE MERCADO

Es aquel que se celebra con el objeto de atender incrementos coyunturales de la producción, originados por variaciones sustanciales de la demanda en el mercado, aún cuando se trate de labores ordinarias que formen parte de la actividad normal de la empresa y que no pueden ser satisfechas con personal permanente.

Deberá tratarse de un incremento temporal e imprevisible del ritmo normal de la actividad productiva.

El contrato puede ser renovado sucesivamente hasta cumplirse el plazo máximo de cinco años.

POR RECONVENCIÓN EMPRESARIAL

Es el que se celebra debido a la sustitución, ampliación o modificación de las actividades desarrolladas en la empresa, y en general toda variación de carácter tecnológico en las maquinarias, equipos, instalaciones, medios de producción, sistemas, métodos y procedimientos productivos y administrativos.

previous arrow
next arrow
Slider

Su duración máxima es de dos años.

CONTRATO OCASIONAL

Es aquel que se celebra con el objeto de atender necesidades transitorias distintas a la actividad habitual del centro de trabajo.

Su duración máxima es de seis meses al año.

CONTRATO DE SUPLENCIA

Es el celebrado con la finalidad de sustituir a un trabajador estable, cuyo vínculo laboral se encuentra suspendido por alguna causa justificada prevista en los dispositivos legales y convencionales vigentes.

En tal caso, el empleador deberá reservar el puesto a su titular, quien conserva su derecho de readmisión en la empresa, operando con su reincorporación, la extinción del contrato de suplencia.

Su duración será la que resulte necesaria según las circunstancias.

CONTRATO DE EMERGENCIA

Es el que se celebre para cubrir las necesidades promovidas por caso fortuito o fuerza mayor (causa no imputable a las partes, consistente en un evento extraordinario, imprevisible e irresistible, que impide la ejecución de la obligación o determina su cumplimiento parcial, tardío o defectuoso).

La duración será la que resulte necesaria según la emergencia.

CONTRATO PARA OBRA DETERMINADA O SERVICIO ESPECÍFICO

Es aquel celebrado para la realización de una obra o servicio previamente establecido y con una duración, la misma que estará sujeta a la conclusión o terminación de la obra o del servicio, en forma total o parcial.

El plazo será el que resulte necesario, pudiendo celebrarse las renovaciones que resulten igualmente necesarias para la conclusión de la obra o servicio respectivos.

CONTRATO INTERMITENTE

Es el que se celebra para cubrir las necesidades de la empresa que por su naturaleza son permanentes pero discontinuas.

Estos contratos podrán efectuarse con el mismo trabajador, quien tendrá derecho preferencial en la contratación. Tal derecho puede consignarse en el contrato primigenio o en los posteriores que suscriban las partes. El derecho operará automáticamente, sin necesidad de nueva celebración o renovación del contrato.

El contrato debe consignar con la mayor precisión, las circunstancias o condiciones requeridas para que se reanude en cada oportunidad la labor intermitente del contrato.

CONTRATO DE TEMPORADA

Es el que se celebra con el objeto de atender necesidades propias del giro de la empresa o establecimiento, que se cumplen sólo en determinadas épocas del año y que están sujetas a repetirse en períodos equivalentes en cada ciclo en función de la naturaleza de la actividad productiva.

En el contrato debe constar necesariamente por escrito lo siguiente:

  • ✓La duración de la temporada;
  • ✓La naturaleza de la actividad de la empresa, establecimiento o explotación;
  • ✓La naturaleza de las labores del trabajador.

¿Qué tal les pareció el artículo? Esperamos sus comentarios


SÉ MIEMBRO PREMIUM PERUCONTABLE: REVISTA +CAPACITACIÓN
✅ Plan Suscripción Anual: S/ 470+ IGv
Visite la pagina web:👉 https://perucontable.com/url/suscgpwp
🛑 Promoción !!GRATIS¡¡ A los primeros 5 suscriptores tienen derecho a un Programa de Especialización (8 sesiones) + Material y Beneficios Digitales.
Informes:
📧Correo: suscripcion@perucontable.com
📱Cel 922 685 056/ Whatsapp: 👉⏩  https://bit.ly/347W5Z7

Comentarios
Slider

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí