Casos de desnaturalización de contratos

0
961
Slider

De acuerdo a lo establecido en el artículo 77 de la LPCL, a continuación explicamos cada supuesto de desnaturalización:

a) Si el trabajador continúa laborando después de la fecha de vencimiento del plazo estipulado, o después de las prórrogas pactadas, si estas exceden del límite máximo permitido.

Este supuesto es bastante sencillo, y basta con que el trabajador continúe laborando sin contrato firmado en cuyo caso se debe verificar los plazos de los contratos, la fechas de vencimiento y las renovaciones ya que si no se lleva un control adecuado fácilmente se desnaturalizaría el contrato de trabajo.

b) Cuando se trata de un contrato para obra determinada o de servicio específico, si el trabajador continúa prestando servicios efectivos, luego de concluida la obra materia de contrato, sin haberse operado renovación.

Según lo dispuesto en el Artículo 63 de la LPCL, estos contratos temporales de trabajo tendrán la duración que resulte necesaria, pudiendo celebrarse las renovaciones necesarias para la conclusión o término de la obra o servicio objeto de la contratación, como se puede apreciar no se ha establecido expresamente un plazo de duración máxima para este tipo de contrato modal, sin embargo jurisprudencialmente se ha señalado en primer lugar, mediante la Cas. N° 1082-2001- Lima de la Sala Transitoria de Derecho Constitucional y Social de la Corte Suprema, publicada el 20 de febrero de 2003, que el contrato de obra o servicio, al estar sujeto a la fecha de terminación de aquella, podrá renovarse hasta su culminación; es decir, hasta que la obra o servicio haya concluido. Sin embargo, a pesar de que el tiempo del mencionado contrato tenga que adecuarse a la duración de la obra o servicio, deberá entrar en concordancia con lo establecido en el artículo 74 de la LPCL, es decir 5 años. Sin embargo, mediante la Cas. N° 1809-2004 Lima de la Primera Sala de Derecho Constitucional y Social Transitoria de la Corte Suprema, realizó un cambio de criterio jurisprudencial respecto del plazo del contrato de obra o servicio, toda vez que ha establecido que el plazo de duración máxima para el contrato de obra o servicio es de 8 años. Por lo que tenemos un plazo para un contrato sujeto a modalidad no establecido expresamente por ley pero si fi jada jurisprudencialmente.

c) Si el titular del puesto sustituido, no se reincorpora vencido el término legal o convencional y el trabajador contratado continuare laborando.

Para este supuesto mencionaremos lo resuelto en la STC Nº 03869-2011-PA/TC. Este supuesto es bastante claro, el Tribunal Constitucional ha señalado, por ejemplo: “si bien el contrato por suplencia de la demandante vencía el 20 de junio de 2009, del Memorando Nº 676-2009-PER-OA/ CSJA, de fecha 23 de junio de 2009, a través del cual la emplazada le comunica el término del contrato de suplencia y le solicita que recién a partir de la fecha cumpla con hacer entrega del cargo (23 de junio de 2009 a las 14:52, tal como aparece en la hoja de fax remitido, lo cual no ha sido cuestionado por la entidad demandada), se deduce que la actora laboró luego del vencimiento del contrato modal, es decir, laboró sin contrato escrito, los días 22 y 23 de junio de 2009, hecho que 19 se corrobora con las constataciones policiales, de fechas 22 y 24 de junio de 2009 (f.3 y 5), la hoja del cuaderno de cargo de los trámites que efectuó la demandante en el Módulo Corporativo Civil I, con fecha 22 y 23 de junio de 2009 (f. 13) y la Orden de Inspección Nº 1193- 2009, de fecha 23 de junio de 2009 (f. 4), entendiéndose que su contratación fue de duración indeterminada”.

d) Cuando el trabajador demuestre la existencia de simulación o fraude a las normas establecidas en la presente ley.

Como se podrá apreciar, hay dos conceptos específicos: simulación y fraude, pero ¿Qué entendemos por simulación? El Diccionario de la Lengua Española de la Real Academia define a la simulación como la “alteración aparente de la causa, la índole o el objeto verdadero de un acto o contrato”. Agrega que simular es “representar una cosa fingiendo o imitando lo que no es”. En términos jurídicos la simulación consiste en una discrepancia entre la voluntad declarada y la voluntad interna, realizada de común acuerdo entre las partes contratantes, a través del acuerdo simulatorio, con el fi n de engañar a los terceros.

Conforme lo señala la jurisprudencia: “(…) la simulación (…) consistente (…) en la celebración aparente de un acto jurídico sin que exista voluntad para ello, (…) la simulación requiere de la concertación de las dos partes para celebrar un acto jurídico aparente en perjuicio de terceros, en cambio el dolo permite la acción de solo una de las partes en perjuicio de la otra.” Cas. Nº 276-99-Lambayeque, El Peruano 17- 09-2000. La simulación aplicable al campo laboral seria por ejemplo: cuando se pretende ocultar una relación laboral mediante la celebración de un contrato de locación de servicio (aquí estamos en una simulación relativa) o cuando una empresa y una persona celebran un contrato de trabajo con la única finalidad de que esta última se beneficie con las atenciones y/o prestaciones de la Seguridad Social.

Así mismo el distinguido jurista Neves Mujica, Javier. (1997). Precisa más aún y señala que: “Esta consiste en eludir la regulación de la ley aplicable al hecho ley defraudada, amparándose en una ley en estricto no aplicable a él. En el caso de los contratos de trabajo, sería que el empleador busca que una verdadera relación laboral indeterminada sea regida por las normas que regulan la contratación sujeta a modalidad.

Artículo que te recomendamos leer:

previous arrow
next arrow
Slider

¿Se puede contratar a un menor de edad en el trabajo?

¿qué te pareció nuestro artículo? Coméntanos.


PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN EMPRESAS CONSTRUCTORAS E INMOBILIARIAS.
Fechas: 25/02 de 04/03, 11/03, 18/03, 25/03, 01/04, 08/04 y 15/04 de 2021.
Horario: 6:15 p.m. a 10:15 p.m
◘Informes vía Web: https://perucontable.com/url/peec
◘Informes vía WhatsApp: https://bit.ly/2W56UYr

Comentarios
Slider