“Estado buscará acondicionar 40,000 casas calientes al 2021”

0
849

Más que reaccionar ante un hecho de la naturaleza, el Gobierno está adoptando una medida preventiva para proteger de las heladas a los pobladores de las zonas altoandinas, manifestó el funcionario del Fondo de Cooperación para el Desarrollo Social.

Cómo marcha el acondicionamiento de las casas calientes que forman parte del programa Mi Abrigo?

–Esta es una estrategia de intervención del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social(Midis), mediante el Fondo de Cooperación para el Desarrollo Social (Foncodes), en tres departamentos: Apurímac, Cusco y Puno.

La idea es culminar 1,141 casas el 16 de este mes. Formamos parte del Plan Multisectorial ante Heladas y Friaje 2017, que impulsa la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), en el que participamos todos los sectores. Foncodes no solo tiene el tema de Mi Abrigo, sino también los kits de Haku Wiñay, pero específicamente estamos abocados hoy en día a Mi Abrigo.

–¿Cuáles son las principales características de esta intervención?

–Lo importante es que constituye una acción preventiva del Estado, no es una reacción ante una situación ya marcada de heladas y friaje, pues esta estrategia se gesta desde el 2016.

El punto de inicio fue el 28 de diciembre, cuando se expidió la Ley Nº 30530, norma que autorizó una transferencia de partidas del Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento al Midis, por 10 millones 300,000 soles, para acondicionar 1,141 casas, e igual número de cocinas mejoradas, para elevar las condiciones de vida de la población en zonas más vulnerables.

Estamos hablando de moradores que viven, en promedio, en zonas ubicadas a más de 4,000 metros de altura, donde en mayo, junio y julio se siente una sensación de frío que es bajo cero en algunos departamentos y crea condiciones para las enfermedades respiratorias.

Esta estrategia es importante porque es de prevención y la impulsa el Estado. Se gestó y nosotros hemos estado trabajando durante todo este año, básicamente, uno, viendo a la población organizada, fuimos hogar por hogar; analizando también las condiciones de la vivienda, porque no cualquier casa podía ser objeto del acondicionamiento; e identificando a la población objetivo.

–Tras el trabajo de campo que están realizando, ¿se ha visto la necesidad de ampliar el número inicial de 1,141 casas calientes?

–Esta es una estrategia que consideramos positiva para la intervención del Estado, y como toda experiencia nueva debe medirse el balance de resultados. Ya estamos elaborando, en forma paralela, una línea de base y tratando de medir el impacto de las viviendas acondicionadas con un grupo de control, o sea, aquellas poblaciones que no cuentan con este sistema. Así, podemos medir cuánto es verdaderamente el grado de calor interno en las casas.

Consideramos que el esquema sí es positivo. El modelo, la intervención o estrategia sirve para las zonas altoandinas porque estamos hablando de un costo aproximado de 8,500 soles por cada casa. Es una inversión baja en comparación con los beneficios que se obtienen de este sistema de protección.

Después, vendrá una etapa de evaluación del impacto mediante una medición de temperatura en las viviendas. Eso nos llevará a ver si podemos escalar o reproducir la estrategia para el 2018. De lo que estamos observando y midiendo, es que el sistema sí funciona.

La información que tenemos es que existe un déficit de 40,000 viviendas en zonas altoandinas que podrían ser beneficiadas con el programa Mi Abrigo. Lo que necesitamos nosotros es escalar, durante los próximos años, hasta el 2021, a esas 40,000 viviendas. Estamos hablando de un promedio de 10,000 casas anuales.

–¿Cuáles son las principales dificultades que se presentan en la implementación de la estrategia?

–Todo no es perfecto en una estrategia nueva y lo que vemos en las zonas altoandinas es que hay mucha dispersión de las viviendas. En ese sentido, por ejemplo, se complica el traslado de los materiales, si a eso le añadimos que hoy en algunas zonas se han adelantado las heladas, entonces hay deserción de la mano de obra porque ya no se quiere trabajar en zonas donde la temperatura es bajo cero, no obstante que los jornales pueden ser similares a los de construcción civil.

Estas son algunas de las dificultades y la idea es culminar el 16 de este mes, porque vemos que la población ya sufre los estragos de la naturaleza. Entonces, lo que queremos es avanzar al máximo para terminar en esta fecha.

Ampliación de cobertura a otros departamentos

Jorge Apoloni manifestó que al futuro el proyecto se puede ampliar a todos los departamentos donde hay zonas altoandinas. El funcionario puso como ejemplo a Tacna, que se ve muy afectada con las heladas. Mencionó también a Huancavelica, Arequipa, y Áncash. Incluso, las zonas de friaje de Ucayali y San Martín, “donde pueden verse algunos compatriotas afectados”, y beneficiarse con Mi Abrigo. “La idea es intervenir en la mayor cantidad de departamentos del país en los que se registre mucha incidencia de estas condiciones climatológicas”.

El director ejecutivo de Foncodes recalcó también que su institución trabaja el proyecto Haku Wiñay, “con el que tenemos un reto importante este año. En el 2016 se trabajó para beneficiar a 22,000 hogares, con una inversión de cerca de 100 millones de soles, y este año estamos apoyando a aproximadamente 38,000 hogares”. Es un crecimiento de alrededor de 60% en relación con el año pasado, pues son 16,000 nuevas familias que se incorporarán a esta estrategia, refirió.

“Estamos hablando de 180 millones de soles de inversión para esta población a escala nacional, por lo que esperamos estar a la altura de este compromiso porque entendemos que existe mucha población que necesita de esta estrategia de capacidades productivas”. Se trabaja en favor de estos compatriotas con el liderazgo de la titular del Midis, Cayetana Aljovín, y el respaldo del presidente Pedro Pablo Kuczynski, afirmó.

Zonas

En Apurímac, la intervención se ejecuta en los distritos de Coyllurqui, Haquira, Mara y Challhuahuacho, así como en Tambobamba, capital de la provincia de Cotabambas.

Coporaque y Pichigua, provincia de Espinar; y Ocongate (Quispicanchi), en Cusco, también forman parte de Mi Abrigo.

Las casas se acondicionan, además, en Tiquillaca (Puno), Azángaro y Asillo (Azángaro) e Ituata (Carabaya).

Los beneficiarios viven en centros poblados de 12 distritos priorizados en el Plan Multisectorial ante Heladas y Friaje 2017.

Fuente: el peruano.com.pe


II SEMINARIO TALLER: «SAP VISION Y PRACTICA GENERAL» (DESDE CERO).
FECHA: martes 27 de junio del 2017
HORARIO: 6:00 a 10:00 PM.
» Inversión: S/. 190.00
» Pronto pago: S/ 150.00 (Antes del 20 de junio) + IGV si desea factura.
– Modalidad presencial: Jr. Mateo Pumacahua1163 – Jesús María. (Ref. A una cdra de la Av. Salaverry cdra 10 y Av. Cuba, frente al Parque Cáceres).
– Modalidad virtual: vía transmisión en vivo donde el alumno también puede realizar sus preguntas durante la ponencia.
Pre-Inscripcion Aquí: https://goo.gl/W3C8GE
Evento: www.facebook.com/events/292314471180165/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here