Frases que nunca debes decir en el trabajo

0
1545
Slider

Frases que nunca debes decir en el trabajo

«Las palabras importan», señala Darlene Price, autora del libro «Well Said! Presentations and Conversations That Get Results» («¡Bien dicho!, Presentaciones y Conversaciones que dan resultados»).

Según considera, lo que uno dice es clave en la comunicación persuasiva. Sin importar la audiencia, tema, industria, o si se trata de una presentación de pie, sentado, por teléfono, discusión o vía Skype, un líder usa el lenguaje para conseguir un objetivo. En este contexto, estas son las palabras que debes evitar de todas maneras, además de groserías.

1. «No es justo»

Promueven a tu compañero y a ti no. A tu colega le reconocen una idea que fue tuya. La injusticia pasa en el trabajo y en el mundo, así que haz algo más que quejarte. Elabora un argumento válido para mostrar tu posición. Expresa tus ideas sin temor, la mayoría de ellas aporta, especialmente si están en una primera etapa de debate.

2. «No me pagan para eso»

Si le pides un favor a tu compañero y te contesta esto, ¿cómo te sentirías? ¿qué pensarías de él? En ese sentido, importarte el éxito de los otros. No quiere decir que siempre tiene que decir, sino que debes ser considerado al decir no. Si tienes varios pendientes y tu jefe te pide algo más, recuérdale la cola de tareas y él te sugerirá cuál puedes retrasar. Hablando se entiende la gente.

3. «Creo que…, podría ser…»

Cuál suena más autoritario: «¿Creo que nuestra compañía podría ser un buen socio para ustedes» o «Estoy seguro de que nuestra compañía será un buen socio para ustedes». Esas dos palabras: «Creo» y «Podría» le restan fuerza a tu intención y aunque no lo creas lo percibe el receptor del mensaje.

4. «No hay problema…»

Cuando alguien te agradece lo mejor es contestar con un «De nada o Por nada». Decir «No hay problema» es como adelantar que en otra circunstancia «Sí habría un problema». En negocios y situaciones sociales, si quiere ser percibido como alguien educado debe recordar esta pequeña pero importante respuesta.

previous arrow
next arrow
Slider

5. «Intentaré…»

Si le pides a tu contador que pague tus impuestos antes de la 05:00 de la tarde y te dice «lo intentaré», pues mejor lo haces tú  o consigues un contador que sí lo pueda hacer. «Intentaré», «veré si puedo» o alguna otra frase similar implica mucha posibilidad de fracaso, evítalas.

6. «Es un vago…»

Calificar o juzgar a un compañero de trabajo no solo revela inmadurez profesional, sino que también genera conflictos y puede dar pie al despido. Si tienes algún problema conversa sobre él.

7. «Siempre lo hemos hecho así.»

Si la tierra cambia, por qué el trabajo no. Los líderes más efectivos valoran la innovación, pensamiento creativo y capacidad para resolver problemas. Si no pruebas otra maneras de hacer las cosas, estás atascado en el pasado. Puedes decir: «Que interesante propuesta, veamos cómo podemos adaptarlo a los procedimientos actuales. Discutamos los pros y contras».

8. «No hay nada que pueda hacer»

Pesimismo y pasividad es lo que contagias si utilizas esta frase. Los empleadores reconocen las actitudes positivas, no este tipo de posiciones. Luego no digas «no es justo». Puedes usar mejor «Lo revisaré de nuevo».

9. «Debiste, Pudiste…»

Si una actividad no se hizo en su momento, evalúala como parte de un plan en el que lo más importante es la prevención, luego la reacción y finalmente la evaluación. No te quedes en la crítica ni ofrezcas más problemas, aporta soluciones.

10. “A ver, chicos”

Reserva esta frase para tus amigos y no en negocios. Al referirte a un grupo de personas como «chicos o muchachos» no solo es incorrecto cuando hay mujeres presentes, sino que es casi una jerga que reduce tu nivel de profesionalismo. Puedes utilizar «A ver, equipo», o simplemente  «ustedes».

11. «Podría equivocarme, pero…»

Estas frases minimizan tu idea. Te estás poniendo un freno y reduciendo tu credibilidad. Recuerda que tus palabras revelan cuanto valor estás dando a tu persona y a tu mensaje. En vez de decir «Es una idea tonta pero podríamos gastar menos, usando ambos lados del papel“ señala «Para reducir costos, recomiendo usar ambos lados del papel».

12. «¿…, no crees?»

Estás buscando la aceptación de tu comentario en base a esta pequeña frase. Si tu argumento es suficiente, no será necesario recurrir a esto. Simplemente fortalece tu mensaje y resalta tu valor agregado.

13. «No tengo tiempo ahora»

Puede ser cierto que no tengas tiempo, pero siempre habrá un modo de hacerlo. O unos minutos para alguien. Si quieres ser respetado también es importante que no hagas sentir menos importante a nadie en tu equipo. «Podemos discutir esto en la semana». Podrías confirmar viendo tu agenda o derivando al área encargada.

Para erradicar estas frases puedes hacer lo siguiente:

1. Grábate: Para detectar cuándo fallas.
2. El amigo elegido: Pide a un compañero que en una reunión anote tus debilidades de comunicación.
3. El otro: Anota los errores de un colega o un expositor y compáralos con los tuyos.

Fuente: mass.pe

Comentarios
Slider

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here