Conectate con nosotros

Empresa

Cómo determinar el precio de tus servicios

Publicado

el

Fijar el precio de un producto tiende a llevarse a cabo en relación a su precio unitario, mientras que fijar el precio de un servicio es un poco más complicado y subjetivo: existen más factores a tener en cuenta como tu tiempo, tu experiencia, tu formación y la percepción que tu público objetivo tiene acerca del valor de tu actividad.

Para asegurarte de darle a tus servicios un precio justo y competitivo, pero que a la vez te deje el margen de ganancia suficiente como para justificar tu dedicación, existen algunos factores que has de considerar durante cada uno de los pasos que debes seguir. En este artículo te los explicamos.

4 Factores a tener en cuenta para determinar el precio de tus servicios

1. Calcula tus costos

Este paso es muy importante, ya que es el punto de partida para establecer el precio que cobrarás a tus clientes: ¿cuáles son los costos que tienes que cubrir para poder ofrecer tus servicios?

Antes de tasar tu actividad has de establecer cuánto te cuesta llevarla a cabo. Estos gastos pueden ser directos (materiales, estructura, gastos de desplazamiento, impuestos sobre tu actividad, etc.) o indirectos (marketing, cursos formativos, gastos de teléfono, gastos asociados al mantenimiento de una página web, etc.)

Sin embargo, el costo más importante a considerar no se rige en dinero, sino en tiempo: ¿cuántas horas te lleva llevar a cabo el servicio? ¿Cuál es el valor de tu hora-hombre?

2. Investiga el mercado

El segundo paso para determinar el valor de tu servicio es el de hacer un pequeño estudio de mercado: ¿cuánto cobran por el mismo servicio tus competidores directos? ¿En qué se diferencian sus servicios del tuyo? ¿Ofrecen algo que tú no ofrezcas, o viceversa? ¿Cuál es la reacción del público ante sus precios?

Esto te dará un primer pantallazo en cuestión de rangos de precio dentro de tu industria. Ten en cuenta que existe una delgada línea sobre el concepto de un ‘precio correcto’: si cobras mucho más que tus competidores sin ofrecer beneficios adicionales, correrás el riesgo de perder a tus clientes ante opciones más económicas. Si, por otro lado, cobras menos que tus competidores por un servicio similar, lo más probable es que tus clientes pongan en duda la calidad de tu trabajo.

Si tu intención es cobrar por encima de la media, has de identificar claramente los beneficios extras que ofreces a los clientes, y atribuirle un valor a cada uno de esos beneficios. Si por el contrario tu intención es cobrar por debajo del promedio del mercado (lo que puede llegar a ser útil durante las primeras etapas en las que todavía estás construyendo tu marca), has de tener un buen pretexto por el cual el costo de tu servicio es menor, y no simplemente un “porque sí”.

3. Pregúntale a tus clientes

Para tener una idea del valor de mercado del servicio que proporcionas, tus clientes son la mejor fuente de información: pregúntales cuánto están dispuestos a pagar y qué beneficios mínimos esperan por su dinero. Otras preguntas útiles que puedes hacerles son: ¿quién provee el mejor servicio en tu área? ¿Cuánto valoran los clientes las calificaciones y la experiencia?

Si ofreces tus servicios mediante plataformas online como StarOfService o Upwork, aprovecha el sistema de evaluaciones de dichas plataformas e invita a tus clientes a valorar tu actividad a través de las mismas. Esto te facilitará la tarea ya que los clientes se inclinan más a responder de una manera honesta y abierta a una evaluación en línea debido a la sensación de protección que ofrece el tener una pantalla de por medio.

Si no trabajas de esa manera y no dispones de un sistema de evaluaciones automático, puedes preparar un simple formulario que tus clientes puedan rellenar para manifestar su contento (o descontento) con tus servicios.

4. Determina un margen de ganancia razonable

Una vez que hayas recopilado toda la información mencionada en los tres puntos anteriores, has de tasar tus servicios de manera de asegurarte de estar recibiendo un beneficio que valga la pena el esfuerzo y la dedicación. Este es un ejercicio delicado que precisa de un gran sentido del equilibrio, ya que tus precios tendrán un efecto directo sobre la percepción que tus clientes y competidores (y el mercado en general) tendrán sobre tus servicios.

 

Fuente: negociosyemprendimiento.org

________________________________________________________________________________

CURSO TALLER: PLANEAMIENTO TRIBUTARIO
Fecha: Miércoles 02 de mayo del 2018.
Horario: 6:00 p.m. a 10:00 p.m.
Modalidad Presencial
Inversión: S/ 180.00
Pronto Pago: S/150.00 (Hasta 25 de abril)
Modalidad Transmisión en Vivo:
Inversión: s/130.00
Pronto Pago: S1/100.00 (Hasta 25 de abril)
NOTA: Los precios no incluyen IGV

Evento: https://www.facebook.com/events/159954828017594/
Pre inscripción: https://bit.ly/2JEEzjZ

Comentarios
Sigue Leyendo

Empresa

Sociedad Anónima Cerrada Simplificada: características, limitaciones y beneficios

Publicado

el

El autor analiza diversos aspectos del nuevo régimen societario alternativo de responsabilidad limitada, creado mediante el D. Leg. 1409. Así, considera que el beneficio de este se encuentra en la variedad de formas para la constitución o adaptación de sociedades de capitales. Señala, además, que la limitación de la norma es que solo permite la constitución de este modelo societario por personas naturales.

El Decreto Legislativo Nº 1409 ha plasmado en nuestro derecho positivo la regulación de la Sociedad Anónima Cerrada Simplificada (en adelante SACS). Si bien es un modelo que causa algunas inquietudes por la formalidad singular con la que se constituye, y otras características que resaltaremos, no es menos cierto que, en varios países de Latinoamérica se ha hecho realidad esta modalidad societaria. Para señalar un ejemplo, tenemos que en Colombia y en Argentina existe la posibilidad de constituir sociedades anónimas simplificadas, si bien no se reglan como cerradas, sí como simplificadas; y es más, en ambos países, se permiten que se constituyan con una sola persona, con lo cual se da un paso en relación a la existencia de sociedades de un solo socio, situación que no es ajena a nuestra realidad, pues la misma Ley General de Sociedades – Ley Nº 26887 (LGS) acepta las sociedades de un solo socio cuando la constituye el Estado (art. 4), y en la Ley de Bancos no se exige la pluralidad de socios cuando el banco constituya una subsidiaria.

 

En términos generales, la sociedad de capitales constituye el vehículo de la inversión, y es por eso que se requiere que su estructura sea ágil, para que vaya de la mano con los inversionistas. Por lo menos ese fue es el espíritu de la LGS.

El Decreto Legislativa Nº 1409, que permite la constitución de la SACS, tiene como finalidad complementar la Ley Nº 30056 en la cual se dieron normas relativas a facilitar la inversión y el desarrollo productivo y el crecimiento empresarial, y es así como dentro de su contenido se reguló las características de las micro, pequeñas y medianas empresas, y se fijó como parámetros el nivel de sus ventas anuales. Así, será calificada como microempresa, aquella que realice ventas anuales hasta el monto máximo de 150 Unidades Impositivas Tributarias (UIT); pequeña empresa es aquella que realice ventas anuales superiores a 150 UIT y hasta el monto máximo de 1700 UIT; y mediana empresa cuando sus ventas anuales oscilan entre las 1700 UIT y el monto máximo de 2300 UIT. Por encima de este monto, no califica para los beneficios que otorga la Ley Nº 30056.

 

La limitación de la norma bajo comentario (Decreto Legislativo Nº 1409) es que solo permite la constitución de este modelo societario por personas naturales, excluye a las personas jurídicas. Si bien no lo prohíbe, del espíritu de la norma puede concluirse que este modelo está destinado para las personas naturales que deseen formar sociedad, al extremo que en las limitaciones a la trasmisión de la posición del socio, se exige que el socio adquiriente tenga la condición de persona natural (art. 14.2). Todo ello por cuanto el espíritu de la norma es procurar la formalización de los inversionistas, y bajo dicho presupuesto, la persona jurídica desde el momento que se constituyó, ya se formalizó.

Dicho esto, entonces, debemos ser conscientes que el Decreto Legislativo Nº 1409 contiene una limitación, pues como bien señala el artículo 1 la norma tiene por objeto crear y regular un régimen societario alternativo de responsabilidad limitada para la formalización y dinamización de la micro, pequeña y mediana empresa, denominado Sociedad por Acciones Cerrada Simplificada (SACS). Se busca entonces formalizar y dinamizar a estas empresas. Dicho esto, la norma no aplica a las empresas cuyas ventas superen las 2,300 UIT. No obstante tal finalidad, no nos cabe la menor duda que toda sociedad que se constituya se encuentra siempre en el primer rango de empresa, pues recién está empezando su actividad y no tiene registrada ventas anuales.

 

Siendo esto así, ¿cuál es el beneficio de las SACS? Considero que el beneficio se encuentra en la variedad de formas para la constitución o adaptación de sociedades de capitales. Se pretende, como bien se señala en la norma bajo comentario, establecer un régimen societario alternativo de responsabilidad limitada para la formalización y dinamización de la micro, pequeña y mediana empresa, denominado Sociedad por Acciones Cerrada Simplificada.

 

Dentro de algunas características y singularidad de la norma, tenemos que se constituye por un documento privado, respaldando lo expresado en el acto constitutivo con una declaración jurada sobre la existencia y veracidad de la información proporcionada, así como de la procedencia legal de los fondos aportados al capital social por los accionistas fundadores. El documento privado que contiene el acto de constitución de una SACS se genera mediante el uso del Sistema de Intermediación Digital de la Sunarp, formalidad que debe implementarse en el plazo de 180 días calendario.

 

En tanto que se reconoce a la persona jurídica societaria, constituida baja la modalidad de una SACS, a partir de la inscripción de la sociedad en el Registro de Personas Jurídicas.

En cuanto a los aportes existe una limitación y es la contenida en el numeral 7 del artículo 6 del Decreto Legislativo Nª 1409 materia de comentario, el cual dispone que “Los aportes de cada accionista, pueden ser únicamente dinerarios o bienes muebles no registrables, o de ambos y su equivalente porcentual en el capital social”.

 

Esto nos trae dos comentarios, el primero es el relativo a la condición de los bienes, estos no pueden ser INMUEBLES, pues la ley solo permite el aporte en dinero y en bienes muebles. La inquietud a dilucidar es si en efecto una vez constituida la SACS, puede aportarse bienes inmuebles, o en su defecto es una sociedad destinada a un tipo de  aportes. Deberíamos entender que la condición del aporte es para la constitución y no para la modificación del estatuto.

 

Por otro lado, el numeral bajo comentario señala que los aportes de cada accionista deben expresar su equivalencia en el capital social, requisito que es fácilmente entendible, pero que en realidad la verdadera expresión se da en la participación en el capital social y en las acciones con derecho a voto con que cuente el titular o fundador de la sociedad.

 

Al respecto se nos genera un  problema en la medida que se produzca trasmisión de acciones, ¿quiere ello decir que cada vez que haya una transferencia debe modificarse el estatuto de la SACS? Ese dilema se superó cuando la LGS contempló la creación de la SAC, como una modalidad practica en comparación de la Sociedad Comercial de Responsabilidad Limitada que exigía la trasmisión de las participaciones mediante escritura pública, y en el caso que dicha participación constaré en el estatuto de la sociedad, se requería además adoptar el acuerdo para modificar el estatuto. Ese trance quedó en el pasado, y no debe rememorarse, más bien mantener la obligación de registrar las acciones en el libro de matrícula de acciones y permitir su trasmisión mediante la cesión de derechos, tal como está contemplado en la LGS. En otras palabras, exigir consignar los  porcentajes sobre el capital social puede traer complicaciones y formalidades no deseadas; el porcentaje de participaciones se puede expresar en el registro de matrícula de acciones y no en la constitución ni en el estatuto de la sociedad.

Finalmente, en cuanto a la trasformación, o mejor expresado para la adaptación, a otro modelo societario, ello podrá operar aplicando las disposiciones de la LGS y aquellas otras disposiciones que serán contenidas en el reglamento del Decreto Legislativo Nº 1409.

 

(*) Hernando Montoya Alberti es abogado y Doctor en Derecho por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Presidente del Instituto Peruano de Derecho Mercantil. Catedrático universitario de Derecho Comercial y Derecho Empresarial.

Fuente: laley.pe


PROGRAMA DE ESPECIALIZACIÓN EN ASISTENTE PLANILLAS
Fecha: Sábado 18 y 25 de agosto, 01, 08, 15, 22, 29 de sept y 06 de octubre del 2018.
DURACIÓN : 2 MESES
Horario: 9:00 a.m. a 1:00 p.m.

INVERSION :
* Modalidad Presencial:
Inversión: S/ 600.00
Pronto pago: S/ 550.00 (Hasta el 11 de agosto).

* Modalidad Transmisión en vivo :
Inversión: S/ 450.00
Pronto pago: S/ 400.00 (Hasta el 11 de agosto).
NOTA: los precios no Incluyen IGV.

* Suscriptores de La Revista Digital 20% de descuento: www.perucontable.com/revista

EVENTO: https://www.facebook.com/events/234820053976201/
Pre inscripción: https://bit.ly/2LhvyBk

Comentarios
Sigue leyendo

Tendencias

Red de blogs - Empresa | Perucontable © 2003 - 2017