La contabilidad creativa

0
3912
Slider

Kamal Naser define la contabilidad creativa como «la transformación de los números de la contabilidad financiera de lo que realmente son, a lo que quien los prepara quiere que sean, aprovechando las reglas existentes y/o ignorando algunas o todas ellas».

Aunque existen diversas definiciones, todos coinciden en que es una práctica común y nada deseable.

Estas prácticas, mucho mejor descritas para mercados anglo-sajones, son usadas principalmente para:

– «Suavizar» los ingresos, mostrando tendencias firmes en lugar de ingresos volátiles o erráticos

– Cumplir con metas o predicciones

– Distraer la atención o retardar malas noticias

– Pagar menos impuestos

La técnicas de contabilidad creativa generalmente caen en una de estas categorías:

– Posibilidad de seleccionar entre distintos métodos contables (ej. inventario FIFO vs. LIFO)

– Necesidad de hacer ciertas estimaciones, juicios o predicciones para ciertas transacciones (ej. estimar la vida útil de un activo)

– Inclusión de transacciones artificiales para diferir o adelantar ganancias (ej. vender un activo a un banco, para después hacer leasing sobre el mismo)

– Sincronizar transacciones legítimas de forma que den cierta impresión (ej. vender un activo cuyo valor actual es muy superior al valor histórico, para aumentar el ingreso)

Como gerente, auditor o inversionista, debe poder reconocer las señales de peligro, que anuncian el deterioro de la contabilidad de una empresa:

Registro de ventas muy temprano: antes que se haya concretado, o cuando aún queda incertidumbre sobre la misma o no se haya completado la entrega o servicio.

Registro de ventas falsas: registrar ventas cuando sólo se hizo un intercambio o registrar dinero devuelto por un proveedor como ventas.

Inflar los ingresos: reconocer ganancias no-recurrentes, como la venta de un activo.

Diferir egresos actuales: capitalizar costos erroneamente, depreciar o amortizar demasiado lento o no eliminar activos que hayan perdido su valor.

No reportar pasivos: no acumular pasivos esperados o de contingencia, mantener deudas fuera de la contabilidad.

Diferir ingresos actuales: crear reservas de ingresos para períodos posteriores

Adelantar gastos futuros: acelerar gastos discrecionales, registrar gastos especiales

AUTOR(A): Billy Vaisberg

Slider

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here